Virtualización de servidores directa

Procedimientos de virtualización compilados en el kernel

La diferencia más destacada entre los KVM VPS y casi todos los demás modelos de virtualización de hardware es la propia tecnología de virtualización. Por medio de KVM, ya no se necesita ejecutar otras aplicaciones de virtualización en el anfitrión – en cambio las instrucciones del software necesarias se compilan dentro del sistema operacional del anfitrión. Este proceso acaba por mitigar considerablemente el impacto de la asignación de recursos de hardware cuando se trata de correr programas adicionales haciendo, en cambio, dichos recursos disponibles para los huéspedes creados en el servidor. La eliminación de esta capa de comunicación complementaria también reduce los valores de timeout de entrada y salida, haciendo, de manera efectiva, que su VPS funcione mucho más rápido.
Virtualización de servidores directa

Acceso no mediado a los recursos del servidor reservados

Disponibilidad de los recursos del servidor dedicados exclusivamente a su favor

La innovación tecnológica de virtualización implantada durante la creación de los KVM VPS pone en práctica la idea de una eficiente utilización de los recursos del servidor libres. La solución KVM se compila dentro del sistema operativo de la máquina anfitriona y permite a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware del servidor omitiendo completamente la capa de virtualización a la hora de encaminar todas y cada una de las solicitudes. La menor redundancia en la comunicación permite un nivel de prestaciones considerablemente mejor del Servidor Privado Virtual.
Acceso no mediado a los recursos del servidor reservados

Un máximo grado de control cuando se trata del sistema operacional

Una completa libertad para implantar el sistema operativo que quiera

Una de las limitaciones de los Servidores VPS, a la hora de compararlos con los servidores dedicados, suele ser el propio sistema operativo – generalmente usted está limitado a una selección de sistemas operativos ofrecidos por el proveedor. Cuando dispone de un VPS KVM, no obstante, es posible – instalar prácticamente cualquier sistema operativo que se conforme con las especificaciones del servidor o el hardware del servidor madre. Un hecho real que se ha conseguido gracias al método único de virtualización KVM. KVM se integra directamente en el sistema operativo del servidor, permitiendo a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware, sin que fuera necesaria más otra capa de comunicación, que suele ser parte de numerosos otros sistemas de virtualización.
Un máximo grado de control cuando se trata del sistema operacional
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL